LA EDUCACIÓN COMO ALTERNATIVA PARA ALCANZAR LA BIOFILIA

LA EDUCACIÓN COMO ALTERNATIVA PARA ALCANZAR LA BIOFILIA
24 Septiembre, 2016 LID

Por: Lucía Gabriela Ballesteros Canales. 2016

RESUMEN

El presente ensayo tiene como objetivo proponer a la educación como alternativa para alcanzar la biofilia  de Fromm (1957) (Lafarga, 2004, p. 129). Con el fin de generar un sentido de consciencia integral que abarque el impacto de las decisiones individuales en el bien de la sociedad como un todo.

Dicho ensayo fue elaborado en la Ciudad de México en los días 6 y 7 de agosto del 2016, por Lucía Gabriela Ballesteros Canales, una alumna de 3er cuatrimestre, de la materia Educación y Desarrollo Humano, de la Maestría en Desarrollo Humano de la Universidad Motolinía del Pedregal.

La validez de las conclusiones son deductivas después de la investigación pertinente y el personal punto de vista de dicha alumna.

La metodología utilizada es la Hermenéutica con base en el capítulo 8 del libro “Desarrollo Humano: El Crecimiento Personal” de Juan Lafarga (2004, p. 125-130) y en mínimas ocasiones el uso de otras fuentes de referencia citadas oportunamente y con la referencia total al finalizar el documento.

La conclusión del ensayo es que la educación puede fungir como pieza clave para alcanzar la biofilia siempre y cuando la capacidad volitiva de cada individuo decida optar por la misma.

INTRODUCCIÓN

Juan Lafarga comenta en su libro Desarrollo Humano: El crecimiento personal, que: “La historia puede ser considerada como una cadena de reacciones violentas […].Pero puede ser también vista como el proceso evolutivo de la humanidad […]. Evolucionando hacia una vida y una existencia más plena”. (Lafarga, 2004, p. 128).

A mi parecer afirmar con tal firmeza que la evolución de la especie humana tiene un mayor peso hacia el desarrollo y la plenitud es en cierta medida aventurado. Me parece que un problema por discutir, es el destino que la humanidad se está forjando a la par de sus avances tecnológicos, sociales, económicos y educativos. Considero, sin duda, que el desarrollo de la humanidad ha traído beneficios, comodidad y bienestar para un porcentaje de la población humana, sin embargo, también me parece apropiado discutir que mucha de esta comodidad está radicando en daños profundos a la naturaleza y por lo tanto a la sociedad como un todo.

BIOFILIA: POSTURA DE FROMM

Para el presente ensayo, utilizaré el término biofilia, mencionado por Lafarga (2004) haciendo referencia a Erich Fromm (1957) (p.129) . Al generar la investigación pertinente, encontré un artículo de investigación de Ricardo Rivas García (2013) que menciona que Fromm considera a la biofilia como “una tendencia a conservar la vida y a luchar contra la muerte”. (p. 112). Especificando que esto no solamente se refiere a la vida como el hecho de sobrevivir y combatir a la muerte, sino de construir y unificar desde un desarrollo estructural e integral que incluye pensamientos y sentimientos; por lo tanto el impacto en la sociedad que tiene el desarrollo de cada individuo (Rivas, 2013, p.112). Para comprender a profundidad la pasada definición habría que hacer un análisis antropológico del territorio en el que se esté desenvolviendo cada ser humano en cuestión. Ya que al hablar de un desarrollo integral, tendríamos que ubicar lo que es correcto e incorrecto, esto sin duda, también contemplando un aspecto moral. Mi postura al respecto es que un ser humano nace con una tendencia hacia la vida como al hecho de sobrevivir, y al iniciar la interacción con los seres que lo rodean entonces empieza a transformar sus acciones en consciencia. Los mensajes de su contexto e ayudan a crear el sistema de creencias que irá generándose a lo largo de su vida con respecto a lo que es correcto de lo que no.

EL CONTEXTO ACTUAL

“La radio, el cine, la televisión, las publicaciones impresas y la información accesible a través de las autopistas de Internet han tenido una influencia, para bien o para mal, comparable con la de todas las escuelas y universidades que hayan existido”. (Lafarga, 2004, p.128)

     El impacto de los medios de comunicación y artículos tecnológicos es tal, que genera un tipo de convivencia impersonal. Además de esto, los mensajes que se mandan a través de estos medios, se convierten en creencias profundas de cada ser humano: en su mayoría enfocando la atención hacia el consumismo exagerado y la creación del valor personal en el tener, no el ser. Como menciona José Mujica, expresidente de Uruguay, ante el foro de Naciones Unidas: “Enfrentamos al sedentarismo con caminadores, al insomnio con pastillas, a la soledad con electrónica” (Mujica, 2004, mensaje hablado).

También, Lafarga establece la siguiente afirmación “Convivimos con la intolerancia, fundamentalismos religiosos, las injusticias, la violencia, el terrorismo y el crimen organizado, pero nunca antes tantos hombres y mujeres habían llegado a la educación superior […] a la participación política y ciudadana y al trabajo dignamente remunerado”. (Lafarga, 2004, p. 128). Por una parte, él acepta la situación violenta a la que la sociedad actual se enfrenta y en la misma medida provoca, sin embargo, hablar de mayor participación política y ciudadana es algo que me hace pensar en los índices de corrupción actual; además de la posibilidad de contraer la enfermedad que existe al obtener cualquier tipo de poder – valdría la pena una investigación al respecto –  y a mi parecer, en mayor medida en el ámbito político. Hablando de México, cuando se encuentra algún político que parece estar siendo más honesto que la media y con valores más orientados hacia el bien común, no tarda mucho en encontrársele algún acto corrupto, lo cual, de manera personal ya me hace permanecer en una postura apática ante la política.

Por otro lado, al hablar de los trabajos bien remunerados, también me parece una postura hablada desde la comodidad de la posición socio-económica de Lafarga, ya que en la actualidad los pobres se vuelven cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos.

EL FENÓMENO HUMANO

Lafarga también establece las siguientes preguntas: “¿Qué impulsa al hombre a optar por la vida? ¿Sobre qué base se promueve el desarrollo humano en la persona individual, en la familia, en el grupo, en la sociedad? (Lafarga (2004) p. 129).

Mi opinión al respecto es que este impulso por optar ya sea por la vida, o lo que llamaré “la construcción” dado el objeto estudiado – el hombre como parte de una sociedad – o por “la destrucción” radica precisamente en la educación recibida a través de todos los medios que impactan a los niños. Esto implica una responsabilidad social altísima para todas las personas que habitamos el planeta, ya que no son únicamente los maestros o padres los que impactan en estas nuevas consciencias, sino todo lo que se forma y toca a los niños.

     En el momento en que Lafarga se refiere al ser humano menciona que es el único ser capaz de “darse cuenta de sí mismo y verse sujeto y objeto de su percepción, esto constituye el fenómeno de la conciencia”, esto citando a Teilhard de Chardin (1955) como “el fenómeno humano” (Lafarga, 2004, p. 129). Es justo esta idea la que me hace dudar de la supuesta tendencia natural autorrealizante que se dirige a la armonía como establece Lafarga (2004, p.129), ya que con esta misma consciencia y “darse cuenta” el ser humano también es capaz de matar a sangre fría, mantener la trata de blancas y sin irnos a aspectos tan dramáticos, puedo mencionar la gran mayoría de personas que deciden día con día consumen drogas, lastiman animales y maltratan a sus hijos, etc. Todas estas acciones que sin lugar a dudas llevan a la autodestrucción. Esto sólo me puede hablar de que el ser humano tiende a descomponerse, a menos de que su consciencia y disciplina lo lleven a automotivarse cada día para mantener un estilo de vida saludable, sin embargo esta segunda alternativa parece más difícil de sobrellevar, implicando un esfuerzo mayor.

     Lo constato con la posterior afirmación de Lafarga (2004) al mencionar que “Más allá de los condicionamientos, puede escoger entre la construcción de sí mismo en armonía con los demás y el propio deterioro y el daño a los demás y a la sociedad” (p.130). Es en esta decisión diaria en donde una persona mantiene un enfoque hacia la construcción y no la destrucción, a pesar de que esta última sea más fácil de obtener. Al encontrar la manera de conscientizarse sobre sus condicionamientos y tomar su característica humana de la libertad para elegir con consciencia individual, moral y social (Villanueva, R. Comunicación Personal. 26 de julio del 2015) , entonces puede optar por el rumbo hacia la construcción.

“Es una necesidad permanente que todos los seres humanos experimentan de sentirse bien con ellos mismos, de hacer lo que más les guste o les satisface, de alcanzar […] mayores niveles de satisfacción individual y social”. (Lafarga, 2004, p. 130).

Con este fragmento es que llegó la inspiración para hacer el presente ensayo. Cuando una persona encuentra lo que le satisface y le gusta, entonces encuentra una manera de aportar a la sociedad desde su vocación. La clave está, en que dicha persona haya recibido los mensajes adecuados para orientar dicha vocación a favor de la sociedad. Que se haya formado en su sistema de creencias, la idea de que si las acciones que percibe como satisfactorias sólo lo son para él como individuo, y esto resulta en afectar su entorno ya sea social, ecológico, familiar, etc. Entonces puede carecer del valor positivo total por el impacto integral que dichas acciones tengan. Por esta razón, nos encontramos rodeados de representantes religiosos matando a practicantes de religiones o culturas diferentes a la propia por el simple hecho de la intolerancia que existe en el planeta. Tenemos a maestros privando a sus alumnos de clases y mandando un mensaje corrupto y violento. Tenemos a padres tratando a sus hijos con poca atención y respeto.

Sin duda, si hablamos con cada uno de los ejemplos anteriores, en un plano personal, seguro tienen una intención positiva en el fondo para cometer dichas acciones, pero cuando dicha intención positiva individual, afecta de manera negativa a su entorno, entonces, desde mi personal punto de vista, no puede ser catalogada como positiva, o biofilia, en primera instancia ya que por la misma naturaleza del ser humano, éste es integral y forma parte de un sistema que se ve afectado en automático de cada decisión que toma.

LA EDUACIÓN COMO ALTERNATIVA PARA ALCANZAR LA BIOFILIA: REFLEXIONES FINALES

     Después del análisis realizado, acerca del contexto actual y el fenómeno humano, mis reflexiones finales van orientadas hacia la siguiente idea: Una persona que se dice como contribuyente de la biofilia, que tiende a la vida no como un simple modo de supervivencia, sino como una persona consciente del impacto en su entorno, es una persona que ha recibido los estímulos necesarios en su educación familiar, académica, social y de medios de comunicación. Sería una gran noticia que sólo esta propuesta fuera la alternativa definitiva para lograr una mayor tendencia hacia la biofilia, sin embargo aún resta un elemento clave que es la capacidad volitiva de cada individuo que opte por dicha alternativa.

Concluyo que si la educación brinda más espacios formales para al conocimiento y reconocimiento de sentimientos, valores, desarrollo de vocación y contacto con la sociedad y medio ambiente, entonces se generarán individuos más orientados a aportar al planeta con un enfoque integral y, curiosamente, de esta forma también se puede alcanzar la satisfacción individual.

Con la propuesta anterior, queda como un aspecto central el desarrollo humano en los educadores, con un sentido de vida claro que les permita transmitir mensajes de construcción, valores y de búsqueda de propósito de vida individual para los educandos, para que éstos a su vez, sean capaces de impactar en su entorno de la misma manera.

 

FUENTES DE REFERENCIA

Libro:

Lafarga, J. (2004), “Desarrollo Humano: el crecimiento personal”. Trillas: México

Documento electrónico:

Rivas, R.M. (2013). Erich Fromm: Bases para una antropología paradójica y una ética “negativa”. Recuperado el 6 de agosto del 2016, en: http://www.redalyc.org/pdf/1411/141128984005.pdf

Discursos orales:

Mujica, J. (2004). “Discurso de Mujica en la ONU”. La red 21. Recuperado el 5 de julio del 2016, en el sitio web: http://www.lr21.com.uy/politica/1131614-mujica-en-la-onu-discurso-completo

Leornardo Boff. (2016). “Conferencia Leonardo Boff Ibero”. Prensa Ibero. Recuperado el 5 de julio del 2016, en el sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=XjThoV7PCr0

Villanueva, R. (comunicación personal, 26 de julio del 2016). Clase de Bases Sociológicas en el Desarrollo Humano

Compartir ahoraPin on PinterestShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrEmail this to someone

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*